¿Cristina candidata en la provincia de Buenos Aires?

Política 18 de abril de 2016 Por
Si algo le faltaba al escenario provincial era la reaparición de Cristina Fernández de Kirchner, a quien no pocos ya postularon –todavía en off the re...
Si algo le faltaba al escenario provincial era la reaparición de Cristina Fernández de Kirchner, a quien no pocos ya postularon –todavía en off the record- como cabeza de lista para disputar la senaduría nacional por la provincia de Buenos Aires en 2017. El plan del Frente Ciudadano, presentado por la ex jefa de estado recupera el espíritu de la “transversalidad” y la “convergencia” que supo alentar Néstor Kirchner como una forma de poner en marcha la viejas tesis de Guido Di Tella, según la cual la Argentina se encaminaba necesariamente hacia la constitución de dos polos políticos, uno de centro derecha y otro de centro izquierda. La ex presidenta sabe que su plan solo es posible si retiene por lo menos a una parte del peronismo bonaerense y le abre las puertas a los que en las últimas elecciones participaron de la aventura renovadora de Sergio Massa. El plan de “La Jefa” es jugar al equilibrio dentro del PJ, hacer valer el peso de la calle ante el peronismo desmovilizado y hacer valer el peso de los votos del peronismo ante las fuerzas movilizadas pero carentes de votos del ultrakircherismo. La ecuación es más clara que nunca, con el peronismo no alcanza, con el kirchnerismo tampoco pero la suma de los dos ya no es posible sin alcanzar una nuevo equilibrio o un tipo de alianza superadora del FPV. Crisitna confía en que en la provincia ese equilibrio llegue de la mano de la participación ciudadana a través de una frente no partidario que le permita una vez más contener a los progresistas de nuevo encuentro y a otros espacios con resistencia dentro del PJ. Plan DOS La ex mandataria tiene una casillero para cada dirigente, a Daniel Scioli también le toca volver, pero en este caso a la jurisdicción que lo vio nacer políticamente y en la que el ex gobernador mantiene altos niveles de aceptación. El plan en este caso estaría completo, el ex motonauta tiene proyección nacional y puede traccionar votos bonaerenses con sus sola presencia, a cambio tendría el camino allanado para candidatearse a la jefatura de gobierno porteño en 2019. Quizá el convite final, CABA 2019, no sea del agrado de Scioli, pero en su entorno no ven con malos ojos que el año que viene la candidatura sea por Capital y no por provincia. Es que tras la derrota algunos sciolistas se juraron a sí mismos que al menos por un par de años no volverían a cruzar la General Paz
No te calles ¡Difundí esta noticia!

Te puede interesar

Te puede interesar