Nueve juezas renunciaron en repudio a la persecución a Milagro Sala

Política 30/12/2016 Por
Casi una decena de juezas expresaron su “profundo desagrado" y presentaron su renuncia.
garrigos-de-rebori[1]

El 14 de diciembre pasado, la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina (AMJA) distinguió por su rol como presidenta del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy a la jueza Clara Aurora De Langhe de Falcone, una pieza clave en el armado del gobierno de Gerardo Morales, para mantener detenida a la titular de la Tupac Amarú Milagro Sala, a pesar de los pedidos de "inmediata liberación" de la ONU y las condenas públicas del titular de la OEA. Frente a esa distinción casi una decena de juezas expresaron su “profundo desagrado" y presentaron su renuncia, entre ellas, la jueza de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, María Laura Garrigós de Rébori, quien sostuvo que con esa mención la asociación "se alinea con la actividad de los jueces de Jujuy, que nos están llevando a la condena internacional".

Garrigós de Rébori, que integraba la asociación desde su constitución, desistió de asistir al agasajo hecho a Langhe de Falcone y denunció que la AMJA "no hizo nada en repudio a lo que está ocurriendo con la detención arbitraria de Milagro Sala". "Como jueces --sostuvo-- asumimos un compromiso como organismo del Estado frente a las responsabilidades internacionales y no lo podemos eludir. Lo saben, pero deciden ignorarlo". En ese tono, la jueza reclamó que "a los jueces jujeños se los interpele", al considerar que su desempeño "amerita la intervención federal".

El 1 de diciembre, dos semanas antes de la distinción, el tribunal presidido por Langhe de Falcone declaró la inconstitucionalidad de los fueros de inmunidad para Milagro Sala como diputada del Parlasur y confirmó su prisión preventiva, aunque se pronunció sobre apelaciones que no habían incorporado las resoluciones de Naciones Unidas. Además, Langhe de Falcone es la suegra del juez Gastón Mercau, quien solicitó el pedido de detención contra Sala a principios de enero por el acampe en la Plaza Belgrano --cuya sentencia se conoció esta tarde--, pero cuando ya había ordenado la prisión preventiva en otra causa de defraudación al Estado, extorsión y asociación ilícita, sin acreditar los motivos de la detención.

Fuente: Página12
(Imagen: Guadalupe Lombardo)

No te calles ¡Difundí esta noticia!

Te puede interesar

Widgets Magazine

Te puede interesar