Lewis, el magnate amigo de Macri construirá un barrio cerrado en tierra de aborígenes en una reserva natural

Política 04/01/2017
Joseph Lewis construirá un barrio cerrado en un terreno que fue comprado al Estado por $ 60 la hectárea y valuado luego a U$S 28.000 (7.000 veces ese precio)

Nota de Ezequiel Orlando, para El Destape.

El magnate inglés que hospedó a Mauricio Macri en Río Negro, Joseph Lewis, construirá un barrio cerrado en una reserva natural de El Bolsón, a su vez reclamada por aborígenes. El emprendimiento lo realizará en un terreno dentro de una reserva natural, que fue comprado al Estado por $ 60 la hectárea y valuado luego a U$S 28.000 (7.000 veces ese precio). Pesan sobre la operación serios cuestionamientos ambientales y legales.

En noviembre de 2011, Mirta Soria escrituró un lote de 850 hectáreas que había sido ocupado por su familia por décadas. La condición que recibió fue continuar un proyecto pecuario por al menos cinco años. Sin embargo, en julio de 2010, se lo vendió a Laderas del Cerro Perito Moreno SA por un total de U$S 2.380.000. El gobierno provincial debió haber frenado la operación, puesto que tan sólo pasaron ocho meses desde la obtención de la escritura.

El gestor de la compañía es Maximiliano Mazza, cuñado de Nicolás de Van Ditmar, quien a su vez administra Hidden Lake SA, la empresa de Lewis que privatizó Lago Escondido y cerró todos sus accesos.
El 14 de diciembre pasado, la municipalidad de El Bolsón aprobó un loteo pedido por Laderas, a través de la resolución 295/16, que define el destino del paraje rural Mallín Ahogado y viola las previsiones de la carta orgánica municipal.

Ante esto, los diputados del Frente Para la Victoria Martín Doñate y María Emilia Soria, solicitaron la urgente intervención de la Fiscalía de Estado de Río Negro para que anule la aprobación del municipio al emprendimiento inmobiliario, en desmedro del patrimonio provincial.

Los legisladores nacionales rionegrinos señalaron múltiples irregularidades en el emprendimiento privado. En primer lugar, resaltaron la ausencia de una inspección previa a la entrega del título a Soria, pese a que la ley lo obliga.

Asimismo, se desvió la finalidad que la dueña inicial manifestó para fundamentar el pedido de la subdivisión, que es el desarrollo de actividades pecuarias. En caso de que no mantenga un "grado racional de productividad" en el terreno, la ley Q 279 prevé la expropiación "por la autoridad de aplicación con aprobación del Poder Ejecutivo, a cuyo fin se las declara de utilidad pública".

Los diputados denuncian además una connivencia de la Dirección de Tierras con el emprendimiento, al no haberle prohibido a Soria la venta del lote cuando debía retenerlas por al menos cinco años. Mazza adquiere la propiedad como gestor de negocios, a favor de Laderas. La actividad principal de la empresa es la inmobiliaria.

"Son tierras adquiridas al margen de la ley, viciadas de nulidad y sin seguridad jurídica alguna. Se aprobó un negocio inmobiliario en una zona de altísima fragilidad ambiental, afectando seriamente derechos colectivos", esgrimieron los miembros del Congreso en un requerimiento jurídico al que accedió El Destape.

"El Estado debe exigir estudios previos del impacto ambiental para grandes emprendimientos que potencialmente puedan alterar el ambiente, requisito doblemente omitido tanto por las autoridades municipales como provinciales", apuntaron.

Por un lado, detallaron en el escrito la ausencia de participación del Consejo Ambiental en toda la operación, la irregularidad de la convocatoria de la audiencia pública, la propiedad de los pueblos originarios de las tierras donde se emplaza el proyecto, la ubicación de las tierras dentro de la Reserva de biósfera Andino Norpatagónica, el impacto sobre la disponibilidad de agua en la zona de Mallín Ahogado y otras irregularidades o posibles comisiones de delitos de funcionarios públicos.

Ahora, la Fiscalía de Estado deberá responder si acepta intervenir en el caso o da un paso al costado. Si acepta el requerimiento de los diputados, puede abogar por la expropiación del lote de 850 hectáreas de la compañía que, sospechan los parlamentarios, también es propiedad de Lewis.

A fines de los 90, el multimillonario compró un predio de 12.000 hectáreas a menos de 45 kilómetros de El Bolson. El lote cerró el acceso al lago Escondido, pese a que la ley lo obliga a habilitar al menos un acceso.

Su compañía Hidden Like SA administra la finca, donde posee una mansión de 3.600 metros cuadrados. Allí se alojó Macri el 24 de marzo de 2016, hasta la que se trasladó junto a su familia en un helicóptero del empresario. El octogenario inglés figuró en 2015 en el puesto 277 de los más ricos del mundo del ranking Forbes, con sus más de U$S 5.000 millones. Entre sus posesiones, es uno de los principales accionistas de Edenor.

No te calles ¡Difundí esta noticia!

Te puede interesar

Widgets Magazine

Te puede interesar