Avanza el golpe blando en Brasil: suspenden por 180 días a Dilma Rousseff

Internacionales 12 de mayo de 2016 Por
La presidenta del PT fue apartada transitoriamente por 55 votos. Su vice, Michel Temer, asume en su lugar y planea un programa de ajuste. El Senado de...
La presidenta del PT fue apartada transitoriamente por 55 votos. Su vice, Michel Temer, asume en su lugar y planea un programa de ajuste. El Senado de Brasil aprobó, tras una maratónica sesión, apartar por 180 días a la presidenta Dilma Rousseff de forma temporal, en el marco del juicio político que se le lleva adelante por las llamadas "pedaladas fiscales". Rousseff, que fue reelecta a fines de 2014, hoy mismo dejará el gobierno en manos del vicepresidente Michel Temer hasta que la Cámara alta defina su situación. El escenario no es para nada alentador para la presidenta del PT. A las 6:30 de la mañana, fueron 55 senadores que votaron a favor de alejarla del Planalto y 22 en contra, en tanto tres estuvieron ausentes y el presidente del cuerpo, Renan Calheiros, no votó. Con estos mismos números, la oposición podría removerla ya que supera los dos tercios del cuerpo. La suspensión de Dilma se aprobó con 55 votos a favor y 22 en contra La votación tuvo lugar al cabo de una sesión que duró más de 18 horas, en la que hicieron uso de la palabra 71 de los 81 miembros totales de la Cámara alta y finalmente alegó el abogado general del gobierno, José Eduardo Cardozo, en defensa de Rousseff, informó la agencia Télam. De acuerdo con la legislación vigente, Rousseff dejará su cargo hoy mismo por un plazo máximo de 180 días, el mismo que tendrá el Senado para realizar el juicio, que será presidido por el titular del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), Ricardo Lewandowski. De la mano del vice Michel Temer, el PMDB llegará a la presidencia por primera vez Rousseff firmará el acta de notificación del resultado de la votación a las 10, en el despacho principal del palacio presidencial del Planalto, y una hora más tarde asumirá el gobierno el vicepresidente Michel Temer, informó la agencia noticiosa estatal ABR. Temer, ex aliado de Dilma e integrante del PMDB, asumirá como presidente interino y se espera que lleve a cabo una salida ortodoxa, profundizando el ajuste que realizó la propia Rousseff durante su segundo mandato. En caso de que la destitución sea una realidad, Temer debería gobernar hasta el 2018, a pesar de que existen quienes pelean por elecciones anticipadas. Una vez conocida la noticia, se anunció que en el momento de notificarse de la decisión, Rousseff recibirá a su antecesor y líder partidario, Luiz Inácio Lula da Silva, y hará una declaración a la prensa, mientras en las redes sociales se difundirá un video que grabó anoche, en el que reitera que su juicio político es la expresión de un "golpe de estado". Fuente: Eldestapeweb.com

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar