"¿Cuánto falta para que el Papa reciba a Lázaro Báez, Aníbal Fernández o Verbitsky?"

Sociedad 16/05/2016 Por
El periodista Alfredo Leuco publicó una nueva carta en la que critica al Papa Francisco. "Me cuesta entender, me duele y me desilusiona profundamente ...
El periodista Alfredo Leuco publicó una nueva carta en la que critica al Papa Francisco. "Me cuesta entender, me duele y me desilusiona profundamente el rol que Bergoglio está cumpliendo en la Argentina", sostuvo. El periodista Alfredo Leuco publió en Clarín una nueva carta contra el Papa Francisco. Si bien comentó que el Papa luego de una carta pública en la que lo criticaba, lo llamó por teléfono y le escribió un correo valorando su trabajo y agradeciendo sus críticas, volvió a atacar al Sumo Pontífice. "Todo eso lo agradezco. Pero para ser absolutamente honesto intelectualmente y para cumplir con el pedido del Papa de hacer lío, debo decir una vez más que me cuesta entender, me duele y me desilusiona profundamente el rol que Bergoglio está cumpliendo en la Argentina", contó Leuco. "A veces, medio en broma y medio en serio, pienso cuanto falta para que el Papa Francisco reciba a Lázaro Báez. O se estreche en un abrazo con Aníbal Fernández, al que bajo cuerdas acusaba de favorecer el narcotráfico o con Horacio Verbitsky, que fue el que denunció a Bergoglio por entregar curas a las catacumbas de una dictadura que los hizo desaparecer", disparó Leuco. En ese sentido, criticó "la señal contradictoria que envía el Papa a los argentinos cuando predica contra los corruptos y simultáneamente recibe a algunos mafiosos enriquecidos ilegalmente en la función pública". Sobra la reunión que va a mantener con Hebe de Bonafini, Leuco manifestó: "Cuesta creer que el Papa tenga tanta misericordia jesuítica como para poner tantas veces la mejilla. La jefa de las Madres de Plaza de Mayo es quien más insultó groseramente al Papa y a sus fieles: lo trató de basura fascista". "El trato frío y distante que Francisco le dio al flamante presidente Mauricio Macri fue otro dato clave. Macri fue despachado en 23 minutos, con caras estudiadamente serias pese a que se trataba de un jefe de Estado elegido democráticamente. Bergoglio como Arzobispo de Buenos Aires tuvo un trato respetuoso y cordial con Macri que fue durante 8 años fue jefe de Gobierno de la Ciudad. El contraste era muy fuerte con un gobierno nacional que persiguió a Bergoglio", afirmó el periodista. Fuente: Politicaargentina.com
No te calles ¡Difundí esta noticia!

Te puede interesar

Widgets Magazine

Te puede interesar