Importaciones: ¿Por qué hay manteca uruguaya y queso francés en el país de las vacas?

Economía 18 de julio Por
Los productores lecheros viven la peor crisis de los últimos años y advierten que la situación empeorará en los próximos meses debido, entre otros factores, a la importación indiscriminada, la falta de políticas para el sector y la caída del consumo.
manteca-leche

"Hace meses que se importa manteca y quesos. Los industriales compran productos importados para abaratar los costos y así tener precios más baratos en la góndola, pero eso es una verdadera mentira porque en la realidad no pasa", explicó Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe, en diálogo con minutouno.com.
La manteca uruguaya llega a Argentina congelada en cajas de 20 kilos, y luego las empresas la reprocesan y mezclan con crema local para abaratar los costos. Sin embargo, en supermercados de primera línea hay manteca terminada marca Conaprole, cuya importación fue directa.

Lo cierto es que este producto uruguayo no es el más económico en las góndolas. En el supermercado COTO, la manteca uruguaya Conaprole cuesta $36 los 200 gramos, por encima de otras marcas locales, como Tonadita, a $ 33,30.
Aimaro reconoció que la producción del sector disminuyó debido a, entre otros factores, las inundaciones, pero aclaró que "alcanza para abastecer el mercado interno porque ha caído mucho el consumo".

Lo cierto es que como no se pueden abaratar los costos (combustibles, impuestos, servicios y laborales), comprar manteca uruguaya o quesos en Francia es mucho más rentable. De hecho, hubo un aumento exponencial del ingreso de manteca: en el primer semestre de este año el país compró al exterior 392.488 kilos de ese producto, un 537 por ciento más que los 73.070 kilos del año pasado.

El factor climático y el cierre de tambos por la pérdida de rentabilidad también ayudaron a que las industrias decidieran importar productos de otros países.

"No hay una política lechera y las inundaciones que afectaron a Santa Fe y Córdoba hicieron que la producción cayera de 8 millones de litros a no más de 5 millones", ejemplificó Aimaro.

Lo mismo ocurre con otros productos derivados. La importación del queso azul pasó en dos años (de 2015 a 2017) de 70 kilos a 9.607 y el tipo crema de 23.794 kilos a 209.205.

Fuente: Minuto Uno

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar