Saqueo: El 20% de la deuda externa mundial es Argentina y la tomó un ex JP Morgan

Política 17 de octubre Por
El Gobierno de Cambiemos no para de endeudarnos: uno de cada cinco dólares emitidos en el mercado internacional de deuda es del Estado argentino
Caputo-L
Caputo-L

Según el sitio especializado en finanzas CBonds publicado por el diario Bae, el 20% de los dólares emitidos en el mercado internacional de deuda son de Argentina ya que entre enero y septiembre acumuló 36 mil millones de dólares de los 183 mil millones emitidos en todo el mundo.

Con ese porcentaje, Argentina encabeza el ranking de emisión de deuda soberana de este año muy por encima de Arabia Saudita, con 22 mil millones, Turquía, con 9 mil millones y Kuwait, con 8 mil millones de dólares.

Ya en 2016 el país había encabezado el mismo ranking con sólo el 12,5 por ciento con 22 mil millones de dólares emitidos.

El mismo estudio indica que la mayor parte de esta deuda se concentra en cuatro bancos: HSBC, JP Morgan, Citigroup y Deutsche Bank.

Recordemos quién es Luis Caputo:

Desde 1994 y por cuatro años, fue jefe de Trading de la región para JP Morgan. Luego fue presidente del Deutsche Bank en el país y hace ocho años creó Axis, dedicada a los fondos comunes de inversión, además fue jefe de bonos de su filial Europa del Este y América Latina en Londres (entre 1998 y 2003).

La agencia Bloomberg lo calificó como “un ex Wall Street” por su paso por la JP Morgan, antes de que acordara con los fondos buitre.

Caputo es primo del otro Caputo, Nicky, el amigo y ex socio de Mauricio Macri en la industria de la Construcción, los chicos egresados del Newman.

El ex JP Morgan, hoy tiene un patrimonio declarado de $ 55,75 millones y, de los ex CEO que están en el Gobierno, es el segundo más rico.  

El mismo Deutsche Bank advirtió sobre una burbuja:

El economista jefe de Deutsche Bank, Torsten Slok, consideró en un informe que existe un riesgo de “burbuja” en los 8 billones de dólares de bonos que operan a tasa negativa actualmente en todo el mundo. “Activos con una rentabilidad negativa han forzado a los inversores de todo el mundo a comprar otra clase de activos, desde bonos de alto riesgo, activos de renta fija, préstamos, hipotecas e incluso renta variable y fija de mercados emergentes”, explicó el economista.

El riesgo, para Slok, se hará evidente en la medida en que comience a subir la inflación de Estados Unidos y la FED esté obligada a subir sus tasas de interés. “La prueba de fuego llegará cuando esos 8 billones de dólares en deuda comiencen a generar retornos positivos”, asegura cuestionando la reacción del mercado. “El gran miedo es que cuando la rentabilidad de estos bonos comience a subir y los diferenciales de crédito sean mayores, la renta variable comenzará a perder impulso a medida que los inversores dan de lado a los activos de riesgo y vuelven poner sus miras en la deuda soberana”, explicó Slok.

 Sin embargo, ell Gobierno nacional todavía le resta al menos una emisión más en el mercado global por otros 2.000 millones de dólares, que según viene anunciando el ministro de Finanzas Luis Caputo se realizará en las próximas semanas. Esa última colocación en el exterior correspondiente a este año será en una moneda distinta al dólar, posiblemente en euros o francos suizos.

D-1

D-2

 Fuente: CBonds - Diario Bae- Página12

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar