Están los votos para derogar el mega DNU: Al rechazo del FpV y del peronismo dialoguista, se sumó el Frente Renovador

Política 24 de enero de 2018 Por
Los diputados massistas realizaron una presentación en Tribunales contra el DNU. Además, el senador Miguel Angel Pichetto lo consideró “abusivo”. Podrían buscar derogarlo en marzo, al inicio de las sesiones ordinarias.
frente-renovador

Por Miguel Jorquera para Página/12

La decisión del presidente Mauricio Macri de gobernar por decreto se topó con el rechazo del arco opositor en el Congreso, que ya reunió los votos y está dispuesto a revocar en ambas Cámaras del Parlamento el mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) presidencial que anula 19 leyes y modifica otras 140. A las críticas que ya expresaron los legisladores del Frente para la Victoria (FpV-PJ) y los diputados del “dialoguista” Bloque Justicialista, ayer se sumaron la presentación judicial de los diputados massistas del Frente Renovador para que el DNU 27 de 2018 sea declarado inconstitucional. Además, Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque de senadores del justicialismo –bancada clave para cualquier votación en la Cámara alta–, consideró “abusivo” el megadecreto. Aunque varios sectores de la oposición hoy transitan la vía judicial por el rechazo, afirman que si la Justicia no se pronuncia contra el DNU irán por su derogación cuando el Congreso retome la actividad legislativa en marzo.

Los argumentos esgrimidos desde la oposición contra el DNU –que según el Gobierno apunta a “desburocratizar el Estado”– coinciden en lo jurídico y político. Van desde la descripción de que “no existió ni necesidad y urgencia” para redactar un decreto que anula 19 leyes y modifica sustancialmente otras 140 durante el receso legislativo y para el que, incluso, podría haber convocado a sesiones extraordinarias. También sostiene que la norma modifica cuestiones penales y tributarias que son facultad exclusiva del Congreso, dado que son materias que la Constitución excluye expresamente de los decretos.

También porque avanza sobre derechos constitucionales facilitando los embargos comerciales de la cuenta sueldo de los trabajadores, habilita al Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de la Anses a operar en el mercado financiero, faculta a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) a saltearse la competencia judicial de los fiscales y reduce las multas de infracciones laborales a las empresas. “El presidente Macri, otra vez, atravesó la esfera de la división de poderes, se extralimitó en sus facultades y avanzó ilegítimamente sobre atribuciones del Congreso porque no hay razones, ni necesidad ni urgencia para disponer modificaciones sustanciales sobre las materias reguladas”, sostuvo el jefe de la bancada de diputados del FpV-PJ, Agustín Rossi, que propuso unificar la postura opositora para rechazar el megadecreto.

“El Gobierno tiene que respetar el debate parlamentario, no se puede saltear al Congreso de la Nación en una reforma que contempla áreas verdaderamente sensibles para el funcionamiento del Estado y el futuro de los argentinos”, sostuvieron entonces los diputados del dialoguista Bloque Justicialista a través de un comunicado. Al tiempo que buscaban articular una postura común con la bancada que conduce Pichetto en el Senado.

El senador rionegrino rompió su silencio el lunes y en una entrevista consideró “abusivo” el mega decreto presidencial. “Tocaron el fondo de sustentabilidad de Anses, le facilitaron a su titular a realizar fideicomisos o dar préstamos a terceros, modificaron regulaciones del Senasa…. Hay un montón de temas que son excesivos e implica un ejercicio abusivo de las facultades del Poder Ejecutivo”, sostuvo Pichetto, un hombre hasta ahora clave para que Gobierno avance con sus proyectos en el Senado.

El massismo ya se había pronunciado críticamente sobre el DNU de Macri. Ayer, redoblaron la apuesta con la presentación judicial que realizaron siete diputados contra la “inconstitucionalidad” del decreto, que le “adjudica al Ejecutivo facultades que avasallan las atribuciones del Congreso de la Nación, alterando las reglas del Estado de Derecho y la división de poderes que caracterizan al modelo republicano”. “No vamos a permitir que gobiernen por decreto”, titularon el comunicado con que el Frente Renovador difundió la presentación judicial. Luego, diputados massistas admitieron ante PáginaI12 que si nos prospera la vía judicial “están los votos” opositores para rechazarlo.

Si la oposición unifica posturas contra el decreto, de poco servirá el esfuerzo que realizó la alianza oficialista para blindar con mayoría propia la bicameral que trata los DNU y evitar un dictamen en contra de las decisiones presidenciales vía decreto. Cambiemos se quedó con 5 de los 8 asientos que los diputados tienen en la bicameral, el FpV-PJ con 2 y 1 el BJ. Mientras que en el Senado, se conoció ayer un reparto más equitativo en el que igual buscó sacar provecho: Cambiemos tendrá 4 lugares, 2 el BJ y 1 el FpV-PJ, en tanto el octavo lugar fue asignado para la senadora salteña Cristina Fiore Visuales –alineada con el gobernador Juan Manuel Urtubey– desplazando de ese lugar al puntano Adolfo Rodríguez Saá.

Con lo que en el peor de los casos, Cambiemos se asegurará la mayoría con el doble voto de la presidencia de la bicameral que estará en sus manos. Aunque no le alcanzaría para revertir un rechazo en ambas Cámaras del Congreso si toda la oposición se pronuncia por el rechazo del mega DNU.

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar