Se derrite el estado

Sin categoría 02/08/2016
La crisis del sector lácteo derivó en la falta de manteca para la venta al público, situación que podría extenderse hasta la primavera. El ministro de...
La crisis del sector lácteo derivó en la falta de manteca para la venta al público, situación que podría extenderse hasta la primavera. El ministro de Agroindustria lo justificó en “decisiones empresarias en las que no nos podemos meter”. El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, reconoció ayer que habrá faltante de manteca en las góndolas en las próximas semanas debido a decisiones de empresarios del sector lácteo sobre las que el Estado “no puede intervenir”. “Hay una decisión empresarial de hacer más queso porque les permite un mayor margen de rentabilidad”, aseguró el funcionario, con escaso rigor técnico, ya que la materia prima para elaborar manteca proviene casi en su totalidad de la grasa que se retira del procesamiento de leche descremada en polvo que se utiliza para la industria y en mucho menor medida de lo que se quite a quesos magros. Respecto de qué puede hacer el gobierno para corregir esta situación, Buryaile dijo: “Hay decisiones empresariales en las que no nos podemos meter”. “Lo que es evidente de estas declaraciones es la concepción ideológica del gabinete macrista respecto a que los recursos los asigna el mercado conforme a criterios de rentabilidad”, sostuvo ante este diario el ex viceministro de Economía, Roberto Feletti. La concepción de que la política económica nacional no debe anteponerse a los intereses privados es defendida por distintos funcionarios del gobierno como la mejor manera de asignar recursos y liberar la potencialidad del sector productivo. Más allá de las refutaciones que puedan hacerse a este tipo de ideas –dado que la misma no intervención es también una decisión de política económica–, el gobierno de Mauricio Macri no aplicó medidas estériles en materia económica. Por el contrario, dispuso políticas que potenciaron la concentración económica y acoplaron las decisiones de empresarios locales a la suerte de mercados internacionales. El resultado es que la mano invisible del mercado comenzó a mostrar su peor faceta: escasez de productos en el mercado interno ante la tentación de exportar. La crisis del sector lácteo derivó ahora en la falta de manteca para la venta al público, situación que podría extenderse hasta la primavera. “Es una cuestión de decisión de qué se produce. Se produce menos leche y más queso, y la manteca es un subproducto de la leche fluida”, fue la explicación que ofreció el ministro de Agroindustria en declaraciones radiales. Buryaile sostuvo que los tamberos decidieron producir más queso debido a la escasez de leche fluida debido a problemas climáticos, como las inundaciones que se registraron en la cuenca lechera, y a la caída de precios internacionales. “Es medio una barbaridad decir que como se hace más queso no se hace manteca”, refutó ante Página/12 Luciano Di Tella, ex titular de la Dirección Nacional de Lechería y actual directivo de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel). Según explicó, la manteca se produce con la grasa de la leche. Esta se retira en los casos de quesos magros, en bajas proporciones, debido a que no se quita en su totalidad por un tema de gusto del consumidor. La mayor cantidad de grasa se obtiene al procesar la leche descremada -que se retira en su totalidad-, la cual es utilizada por la industria alimenticia para elaborar, por ejemplo, chocolates, helados (no artesanales) o galletitas. Debido a que se requiere de mucha escala para producir leche descremada, la manteca sólo es elaborada por grandes empresas. Sólo dos pymes hacen manteca, pero compran la materia prima (grasa) a las grandes. Di Tella explicó que esta situación podría haberse evitado “si el Estado hubiese como mínimo controlado el stock básico u obligando a que la industria hubiera avisado que se estaba quedando sin materia prima”. Para Buryaile, el Estado no tiene potestad para eso. “Hay puntos en los que se puede mediar y hay decisiones empresariales en las que no nos podemos meter”, sostuvo. De todos modos, defendió la eliminación de retenciones al maíz, trigo y girasol y celebró el acercamiento del gobierno a las corporaciones ruralistas, en referencia a la visita de Macri a la exposición de La Rural. “Hay una clara concepción de este gobierno de que el Estado sólo se tiene que limitar a asegurar prestaciones asistenciales para que no se perturbe el interés empresario. Lo que hay que hacer es orientar la asignación de recursos para que haya equidad”, afirmó Feletti. El ex secretario de Política Económica durante el kirchnerismo detalló las distintas medidas que aplicó el gobierno en los primeros meses de gestión y criticó que todo se evalúe por costo y beneficio empresario. En ese sentido, la desregulación y mayor apertura comercial explican en buena medida lo que está sucediendo con la manteca: “La discusión no se puede centrar en si se gana más produciendo queso o manteca. Lo que el Estado debe asegurar son los 13,7 millones de litros de leche por año que se requieren para garantizar el mercado interno. Eso no se puede dejar a libre voluntad de los empresarios”. “Si liberas todo al mercado, y es más conveniente exportar que vender en el país, se van a pagar las galletitas a precio internacional”, concluyó.   Fuente: Pagina12.c0m.ar
No te calles ¡Difundí esta noticia!

Te puede interesar

Widgets Magazine

Te puede interesar