Macri insiste en postular a una jueza negacionista como Procuradora General de la Nación

Política 31 de julio de 2018 Por
Podría comprometer el proceso de Memoría, Verdad y Justicia afirimaron los Organismos de Derechos Humanos.
abuelas de plaza de mayo
Abuelas de Plaza de Mayo

La carta de los organismos de Derechos Humanos.

Los organismos de derechos humanos abajo firmantes expresamos nuestro rechazo a la postulación de Inés Mónica Weinberg como Procuradora General de la Nación. Weinberg fue electa jueza del Tribunal Penal Internacional para Ruanda por la Asamblea General de las Naciones Unidas en enero de 2003. Se desempeñó en la Sala de Apelaciones del Tribunal Penal Internacional de la Naciones Unidas para la ex Yugoslavia y Ruanda de junio de 2003 a octubre de 2005 y en la Sala Juzgadora III de 2005 a 2008.

En ese contexto, Weinberg dio una entrevista al colectivo Voices of Rwanda el 27 de octubre de 2008. Allí expresó su opinión acerca del proceso de juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico-militar en nuestro país: “En Argentina hubo justicia para un solo lado, y eso no es bueno”.

Posiciones como la de Weinberg resultan contrarias al proceso histórico de Memoria, Verdad y Justicia que defendemos y por el que hemos sido reconocidos como ejemplo en el mundo. Sus declaraciones se inscriben en la “Teoría de los dos demonios” y contravienen los principios del Derecho Internacional de los Derechos Humanos que han sido recogidos tanto por instrumentos internacionales incorporados a nuestro ordenamiento jurídico como por sentencias de tribunales nacionales e internacionales y dictámenes de la propia Procuración General de la Nación que aspira a conducir.

Por lo expuesto, la designación de Weinberg como cabeza del Ministerio Público Fiscal podría comprometer la responsabilidad internacional del Estado en materia de juzgamiento de crímenes de lesa humanidad, alterando las bases fundacionales de todo el proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

El rol del Ministerio Público Fiscal en los juicios por crímenes de lesa humanidad ha sido fundamental, desde el impulso de las investigaciones para la reconstrucción de la verdad y como garantía de acceso a la justicia para las víctimas del terrorismo de Estado. Por lo tanto, la magistrada o magistrado que encabece el Ministerio Público Fiscal debe mantener las políticas del organismo de compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia. A través de sus dichos, la postulante ha demostrado no estar a la altura de este compromiso. Posturas como la que ha sostenido Weinberg de Roca estigmatizan y revictimizan a las mismas personas a las que el Estado está obligado a reparar y deslegitiman las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, de las que ese ministerio es parte esencial.

Por otra parte, como integrante del Tribunal Supremo de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sus votos en diversos fallos han sido contrarios a la defensa y promoción de los derechos humanos, como el referido al uso de las armas Taser (picanas portátiles) y el que faculta a la Policía a detener a personas en la vía pública para pedir su identificación por fuera de las causales previstas en leyes locales, federales y pactos internacionales. Consideramos que es imprescindible que quien se desempeñe en el cargo máximo de la Procuración respete y fomente la defensa de los derechos humanos. Asimismo, es fundamental que se sostenga el acompañamiento a las víctimas, especialmente a las más vulnerables, como política del Ministerio Público Fiscal.

Por todo lo planteado, pedimos al Senado de la Nación que no convalide con su acuerdo a una funcionaria que con sus dichos ha expresado posiciones diametralmente opuestas al proceso de Memoria, Verdad y Justicia y con sus decisiones jurisdiccionales ha vulnerado los derechos de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires. La designación como Procuradora General de la Nación de Inés Mónica Weinberg de Roca será un claro retroceso en la promoción y protección de los derechos humanos que compromete a los tres poderes del Estado. El Senado de la Nación tiene un claro rol en la conformación de un sistema de justicia comprometido con los derechos humanos y en impedir que accedan a cargos de tanta relevancia quienes ya los han vulnerado y han demostrado posturas contrarias a los pilares fundamentales del Estado de Derecho.

Abuelas de Plaza de Mayo

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos

Comisión Memoria Verdad y Justicia Z. Norte

Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas

Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz

Fundación Memoria Histórica y Social Argentina

H.I.J.O.S. Capital

Liga Argentina por los Derechos del Hombre

Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar