Bonadio decidió no investigar a Mauricio Macri y Paolo Roca. Es en las causas de corrupción que están implicados

Judiciales 27 de agosto de 2018 Por
El juez investigará desde el año 2008, un año después de que se venda IECSA.
bonadio

El juez Claudio Bonadío dio a conocer la decisión mediante el poco ortodoxo mecanismo de anticipar una decisión tan delicada mediante un comunicado de prensa y sin que los abogados defensores todavía puedan acceder a tramos críticos del expediente.

Según se desprende del texto del CIJ, Bonadio decidió que la investigación se corte retroactivamente en 2008. Es en la causa que investiga el pago de coimas por parte de empresarios a ex funcionarios.

La investigación se concentrará en los hechos ocurridos entre los años 2008 y 2015, cuando los acusados "procuraron la percepción de sumas de dinero ilegítimas, por parte de diversos particulares, muchos de ellos, empresarios contratistas de la obra pública del Estado Nacional".

El corte desata dudas sobre qué valor tendrá ahora la declaración de Claudio Uberti, ex funcionario y actual "arrepentido". En su testimonio detalló con mucha precisión los sucesivos pagos de coimas que realizó Techint a través de Luis Betnaza. El hecho se produjo en 2007, por lo que la decisión del Juez dejaría fuera de esta causa a Betnaza, pese a haber confesado la veracidad de los hechos relatados, como así también hizo el propio Paolo Rocca en una incomprensible declaración pública ante todo el establishment argentino y el propio presidente Macri en un encuentro de la Asociación Enpresaria Argentina (AEA), que hasta ahora no motivó ninguna acción del juzgado.

Otro testimonio clave fue el de Carlos Wagner, el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción que mencionó a varias empresas en el circuito de las coimas y por eso podría salpicar incluso a la familia del Presidente. Habló de un sistema que empezó en 2003 de mesas de cartelización y reparto de obra pública en base al pago de coimas, del que ya en 2004 participaba Iecsa. En ese entonces, la firma no estaba a nombre de Ángelo Calcaterra sino de la familia Macri. 

Aparentemente en esa época en el directorio de las empresas de la familia del presidente estaban su hermano Gianfranco y Pablo Clusellas, actual secretario Legal y Técnico y uno de los vínculos mas importantes del Presidente con el Poder Judicial.

Macri sigue de cerca los detalles y el camino de la causa, gracias a su operador judicial, el presidente de Boca, Daniel Angelici y su  amigo jefe de la AFI, Gustavo Arribas

NO TE CALLES

👇 ¡Difundí esta nota! 👇

Te puede interesar