Argentina y México llaman a consultas a sus embajadores por la situación en Nicaragua

El gobierno nacional convocó al embajador argentino en Nicaragua a retornar a Buenos Aires hasta tanto termine de analizar “las preocupantes acciones políticas-legales” que ocurren en ese país y que pusieron “en riesgo la integridad y libertad” de empresarios, militantes y dirigentes opositores a la administración del presidente Daniel Ortega.

La dura decisión diplomática fue anunciada por la Casa Rosada en conjunto con el gobierno de México, a través de una senda declaración oficial en la que instó a que ninguna nación u organismo internacional intervenga en los asuntos internos de otra

Serán “los propios nicaragüenses quienes superen esta situación por la vía pacífica, respetando la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto al estado de Derecho y todos los derechos humanos”, resalta el texto de los gobiernos de Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador.

El comunicado conjunto en el que explícitamente se indica que “Argentina y México llaman a consultas a sus embajadores en Nicaragua” es un giro en la posición que ambos países mantuvieron hace menos de una semana, cuando se abstuvieron de votar en la Organización de los Estados Americanos (OEA) una resolución contra el gobierno de Managua. En ese momento se dejó claro el pedido de respeto del “principio de no intervención en asuntos internos” de otros países.

El nuevo comunicado conjunto fue emitido hoy luego de la larga serie de denuncias acumuladas por la presunta afectación a los derechos humanos en ese país.

Por este motivo, Fernández y López Obrador instruyeron a sus embajadores “a trasladarse a sus respectivas capitales, con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días”.

Esas acciones “han puesto en riesgo la integridad y la libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios” de ese país, prosigue el comunicado.

Para esto, los gobiernos argentino y mexicano expresaron “su disposición plena para colaborar constructivamente en la promoción del diálogo para que sean las y los propios nicaragüenses quienes superen esta situación”.

Hasta tanto el contexto político y social se aclare en ese país, Argentina y México “se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos relacionados con la hermana República de Nicaragua y seguirán promoviendo inequívoco respeto y la promoción de los derechos humanos” en ese país.

También te podría gustar...