El pedido de ayuda urgente de Zulma Lobato

Zulma necesita ayuda, urgente

La mediática Zulma Lobato se presentó de imprevisto en un ciclo televisivo y contó que está viviendo una situación dramática en la que corre peligro su vida.

“Tengo este problema: el Hospital Muñiz me dejó sin medicación y yo tengo que tomar de por vida esto. Porque son una manga de sinvergüenzas”, comenzó diciendo Lobato, mientras mostraba las cajas de unos medicamentos. Por este motivo, la conductora del programa de Tv. le preguntó por qué necesitaba tomarlos con tanta urgencia, por lo que Zulma contestó que a raíz de una violación sucedida hace 4 años, contrajo VIH. Debido a la adquisición del virus, la mediática dijo sin rodeos: “Yo sin estas drogas me voy al cementerio”.

El pedido desesperado de Zulma, refleja el vaciamiento en Salud por parte del gobierno de Mauricio Macri. La problemática de Zulma, expresa la situación de miles de personas con su mismo estado de salud.

En las redes sociales no tardaron en hacerse eco de este pedido, es el caso de Nicolás Páez quien se puso en el lugar de Zulma y describió lo siguiente:

Me da vergüenza porque fuimos muchxs lxs que advertimos en 2015 que con Mauricio Macri, las personas con VIH que se atienden en el sistema público de salud iban a quedar sin medicación.

Me da vergüenza porque quienes estamos involucradxs en esta causa, todos los días recibimos reclamos de compañerxs a lxs que no les están proporcionando el tratamiento
antirretroviral o, con suerte, se los racionan cada 10 o 15 días.

Me da vergüenza porque nadie sabía que Zulma Lobato tiene VIH y tuvo que salir a contar lo que todxs sabemxs y nos hacemos lxs pelotudxs.

Me da vergüenza porque estoy seguro de que ella no quiso jamás revelar su estatus serológico pero, ¿sabés qué? La necesidad tiene cara de hereje dice un refrán y el miedo al sida, el miedo a la muerte hoy tiene cara de Zulma Lobato.

Esa mujer, de quien los medios hicieron uso y abuso mientras les rindió el rating y luego la dejaron tirada, tan tirada que hoy se apareció en el programa de MORIA CASÁN pidiendo ayuda desesperadamente porque el Hospital Muñiz, el más importante de infectología de Argentina, hace un mes que no le otorga su tratamiento para el VIH.

Me da vergüenza que ella tenga que visibilizar con su diagnóstico, el que reitero, estoy seguro no quería revelar, la crisis social por la que estamos atravesando desde que Mauricio Macri asumió como Presidente.

Lo dijimos. Lo advertimos. Les avisamos. Así como Zulma, hay miles de personas a lo largo y ancho del país en iguales condiciones.

Y recordemos que Zulma es una mujer trans en un país en donde la expectativa de vida de una mujer transexual o transgénero es de 35 años. Ella tiene muchos más y tiene miedo de morir ya no por su identidad sexual y de género sino por una infección crónica, tratable y que ya no es mortal en el mundo. En el mundo, en Argentina de Macri sí.
Pero para ella sí lo es.

Me da vergüenza. Ni Ministerio de Salud tenemos.

Espero que la Dirección de Sida, ETS, Hepatitis y TBC tenga la dignidad de intervenir.

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *