Créditos UVA: “Si no pagás, te sacan la casa”. El Gobierno mira para otro lado

“Quiero trabajar para que accedas a tu primera vivienda, vamos a poner en marcha un millón de créditos hipotecarios a 30 años”, prometía descaradamente Mauricio Macri, durante su campaña presidencial. Además, desde el propio armado político “Cambiemos” se prometía otorgar “un millón de créditos hipotecarios con cuotas similares a las de un alquiler” y una tasa de interés del 0% que se ajustaría “cada año según un índice a convenir, probablemente una combinación de inflación y salarios”.

Finalmente, por el pronunciado desinterés por el bienestar de los argentinos (especialmente por los sectores más vulnerables de la sociedad), la inoperancia del gobierno oligarca, más las políticas económicas -financieras y monetarias- que implementan sin miramientos, se acrecentó el espiral inflacionario que atraviesa la Argentina y la fuerte devaluación del peso ante el dólar, miles de deudores de créditos UVA quedaron en condiciones económicas delicadas, con cuotas de propiedades que superan el 50% de sus salarios. Muchos señalan que hoy viven “un verdadero drama”.

Este es el testimonio de una deudora del barrio porteño de Caballito (CABA), que forma parte de un colectivo de nombre Hipotecados UVA, comentó que “estamos desamparados”. “No somos nadie, no tenemos poder, somos familias y nos defendemos como podemos”, expresó.

Por otra parte, consultada por los anuncios del Gobierno, que presentó un seguro para que la cuota mensual de quienes tomaron créditos hipotecarios nunca supere en más de 10 por ciento a la evolución de los salarios, no fueron de utilidad para aplacar el problema.

“El seguro no es oficial y es una porquería. Si tu salario es de $25.000, y ya superó el 10%, $500 te descuentan y a eso le tenés que restar el seguro que encima lo pagás vos”, explicó la propietaria.

En la actualidad, una persona que sacó un crédito UVA en agosto de 2017 por un valor promedio ($1,3 millón) comenzó pagando una cuota inicial de 8475 pesos (427 UVA). Hoy, la cuota subió 65% y se fue a 14.004 pesos, con un salario que creció muy por debajo del alza de precios.

Es el caso de la vecina de Caballito, que gana un sueldo promedio de 25 mil pesos y abona 14 mil de cuota. “Nunca me pasó esto, nunca tuve que ver si llegaba a fin de mes con la comida”, aseguró. y agregó: “Ahora tendría que pagar dos cuotas pero solamente voy a poder pagar una. Si vos no pagás tres meses seguidos no hay ejecución previa, te sacan la casa, advirtió preocupada por la difícil situación que atraviesa.

Los tenedores de créditos UVA, realmente están desesperados y tienen mucho temor de que le quiten la propiedad ante la imposibilidad de continuar pagando. Por último, recalcó que “soy una persona de laburo, no tengo problemas de trabajar, pero para progresar, no para pagar una deuda interminable. Nosotros laburamos y ellos se quedan con nuestros ingresos. Si no jodieron a más familias es porque se les disparó el dólar, sentenció.

FUENTE

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.