La policía de Vidal envuelta en narcotráfico y corrupción: Tiroteos entre la Federal y la Bonaerense

Mientras la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se tomó el fin de semana junto a su Gabinete para disfrutar de otro “retiro espiritual”, la provincia se encuentra no solo en una crisis económica sin precedentes sino que también en una crisis institucional dentro de las fuerzas de Seguridad. “Vamos a terminar con las mafias y a luchar contra el narcotráfico” son los lemas que desde Cambiemos repiten como mantras a partir del inicio de la campaña 2015 y sigue hasta el día de hoy sonando tal melodía siniestra.

Según informaron fuentes policiales, dos efectivos de la división de Drogas habían pactado para encontrarse con una mujer en el lugar para recibir un pago de dinero en efectivo fruto de una extorsión.

El jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, informó que hay tres detenidos, pertenecientes a la Policía de la provincia de Buenos Aires, como consecuencia del tiroteo de anoche de Avellaneda, en un operativo en el que se enfrentaron efectivos de ambas fuerzas. En el enfrentamiento, murió un comisario de la policía provincial y dos efectivos de la Federal quedaron heridos en grave estado. Además, se dispuso el pase a disponibilidad de cuatro policías bonaerenses.

El tiroteo se dio a las nueve de la noche del viernes en una estación de servicio Shell ubicada sobre el Acceso Sudeste y Madariaga. Según se informó, policías de la Bonaerense habían pactado un encuentro en ese lugar con una mujer para recibir dinero, aparentemente fruto de una extorsión, y que los había denunciado.

“La denunciante hizo saber que le estaban exigiendo que entregue una parte de dinero”, contó la fiscal Garibaldi. “Fueron a interceptar a dos personas que andaban solicitando dinero y terminó con este lamentable hecho”, agregó sobre un hecho “relacionado con drogas”, motivo por el cual la División Antidrogas Urbanas se hizo presente en el lugar.

La mujer fue interceptada el jueves por efectivos policiales y le reclamaron 200 mil pesos para no iniciar una causa por narcotráfico. Ella accedió a pegar 30 mil, que es lo que tenía en ese momento, y quedó en pagar el resto en la Shell. En el medio, hizo la denuncia y la fiscal Garibaldi envió a los federales.

El comisario Roncaglia precisó además que la fiscal había ordenado interceptar el pago de la extorsión, de 170 mil pesos. “Para eso se organiza un operativo con doce policías en forma encubierta y se le indica a la mujer que fuera hacia la zona de la confitería, adonde llega una persona mayor, robusta que se le acerca y a quien le entrega el paquete con la plata preparada, microfilmada y numerada por los efectivos de Drogas Peligrosas”, narró el jefe de la Federal.

Quien recibió el dinero fue el capitán Franicevich. Martín, que era comisario del gabinete de drogas de la DDI de Avellaneda, se tiroteó con los federales cuando quiso escapar en un Toyota con el que embistió a un policía.

Entre los detenidos figura un capitán de la Bonaerense, identificado como Eduardo Franicevich, acusado de participar de la extorsión junto al comisario Martín, y perteneciente a la DDI de Lanús. Los otros arrestados son el subcomisario Luis Otero y el oficial subayudante Silvio Vergara.

“Yo pensaba ‘qué locura, este tipo cómo va a hacer lo que hizo’, más allá del delito de extorsión, termina a los tiros hiriendo a dos policías y termina muerto”, reflexionó Roncaglia.

Fuente: Página 12