#TwitterCensura: Mediante una campaña, centenares de usuarios denunciaron bloqueos y pérdidas de seguidores

Algo raro pasa en Twitter, “casualmente” a partir de la campaña #ChauNetflix

Centenares de usuarios denunciaron censura en Twitter y tienen sus cuentas bloqueadas, además, confirman la abrupta baja de seguidores. Ahora, la campaña tuitera es #TwitterCensura.

Estas semanas en las redes sociales, especialmente desde Twitter, se movilizaron miles de usuarios afines al kirchnerismo -de una manera espontánea, pero organizada con el hashtag #ChauNetflix- repudiando a la plataforma de contenido audiovisual más grande del mundo que -se suponía- iba a incluir una serie titulada “Codicia”, producida por el periodista -de título- y operador -de oficio- de Clarín, Jorge Lanata, en la que prometía ensuciar y demonizar al gobierno anterior y por lo tanto, desprestigiar a la figura de la actual senadora nacional y expresindenta de la nación Cristina Fernández de Kirchner; quien además acumula la mayor cantidad de votos en la oposición al gobierno macrista.

Es por esto que miles de usuarios de Netflix amenazaron con darse de baja de la plataforma si se confirmaba la veracidad de dicho “rumor”. Igualmente, muchos usuarios se dieron de baja con tal solo sospechar la maniobra y arreglo del poder real para jugar sucio en las próximas elecciones, difundiendo un material completamente malicioso y ofensivo contra un gobierno que dejó en 2015 un país muy distinto al actual, como por ejemplo: con un desendeudamiento único en su historia, lo diametralmente opuesto al gobierno de Mauricio Macri donde lo histórico es el endeudamiento.

Por su parte, desde su cuenta oficial de Twitter, Netflix negó el vínculo con Lanata a través de un breve comunicado.

¿Casualidad o causalidad? 

El tema no quedó ahí. Los mismos usuarios de Twitter que realizaron las bajas de las suscripciones en Netflix, también le demandaron a la plataforma poder acceder a un documental llamado Panamá Papers (Papeles de Panamá) -resultado de una investigación realizada por un Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre una una filtración informativa de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca- una investigación periodística que generó un escándalo de nivel internacional y que involucra directamente al presidente de la Argentina, Mauricio Macri, en un entramado de dinero no declarado que tiene depositado en paraísos fiscales.

Sin embargo, Netflix sigue sin dar respuestas a dicha demanda de los usuarios.

Y como todo tiene que ver con todo…

Dichos usuarios de Twitter, quienes habían llevado adelante el masivo repudio contra Netflix, extrañamente comenzaron a notar que sus cuentas o habían sido bloqueadas o bajaron de manera drástica su cantidad de seguidores. Los mismos, salieron a denunciar el hecho en la misma red social con el hashtag #TwitterCensura.

Llama poderosamente la atención que a partir del repudio contra Netflix, sean esas cuentas las que hayan tenido estos problemas. Los usuarios, en su mayoría, tienen en común la denuncia contra la plataforma mencionada y su inclinación política por el kirchnerismo, un gobierno peronista que tuvo el poder político en el Estado desde 2003 hasta 2015.

Entre los usuarios denunciantes por bloqueos, se encuentran además cuentas populares tales como la red de medios alternativos Comunicadores del Campo Popular (CCP) y Resistiendo Con Aguante (RCA). También el reconocido ingeniero en Telecomunicaciones y electrónica, Ariel Garbarz, como la renombrada periodista y abogada Liliana López Foresi, se expresaron al respecto vía Twitter:

 

Pero la militancia es obstinada, no afloja y no se va a dejar vencer. Si cierran una cuenta, van a abrir dos, siempre se la rebusca para contrarrestar los ataques del enemigo.

Una coyuntura en que el poder político-judicial y mediático está concentrado en quienes nos gobiernan

Este 2019 los argentinos se juegan por el todo o nada, literalmente. En medio de un año electoral tan decisivo como este, donde se pone en disputa la continuidad de un modelo oligárquico o la vuelta de un modelo nacional y popular, las redes sociales también forman parte de la maquinaria de difusión masiva del mensaje político de dichos modelos políticos-económicos.

Y esto, Cambiemos, o mejor dicho su asesor político Durán Barba lo tiene bien claro e intentarán por todos los medios posibles acallar las voces disidentes, estrategia que comenzó a desarrollarse desde el día uno con la derogación de la Ley de Medios, siguiendo por la persecución a opositores como a dirigentes políticos, dirigentes sociales, sindicatos, gremios, periodistas, actores, cantantes y todo aquel individuo que se anime a realizar la mínima crítica a las políticas de Macri y vaciando la TV Pública, Télam y otros medios de comunicación.

Cambiemos, ya desde antes de asumir la gobernación en 2015, puso todo su arsenal, y más, en el campo de batalla para ganar las elecciones. A meses de octubre, refuerza todo su aparato de poder y asegurarse un segundo mandato. Tampoco se descarta la posibilidad de que hagan fraude y por esto que la oposición representada por Unidad Ciudadana, a través de Jorge Taiana, se pidió al Parlamento Europeo veedores internacionales para asegurar la transparencia de las elecciones 2019.

Este año, más que nunca, quienes militan por un modelo político y económico que integre a las mayorías populares, quienes hayan tomado conciencia política en estos últimos años de gobierno macrista y los que quieren un país más inclusivo, más digno y solidario, deberán tomar su bandera argentina y pensar en que en sus manos, a través del voto, se encuentra el destino de las futuras generaciones.

 

Deja un comentario