Zaffaroni: “El armado de causas del juez Moro y su fiscal es igual que el de Bonadio y Stornelli”

La Guerra Judicial o Lawfare es el nuevo instrumento del poder real que utiliza contra los gobiernos populares y dirigentes políticos para desprestigiar, demonizar y destruir un modelo político-económico y social que favorezca a las mayorías.

“El Lawfare además de poner en serio riesgo la democracia de los países, generalmente es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propender a la violación sistemática de los derechos sociales” dijo hace pocos días atrás el Papa Francisco.

En este sentido, el exjuez de la Corte Suprema de la Nación, Raúl Zaffaroni, explica de qué manera este método del poder ha socavado en las democracias de Latinoamérica.

Además, describe las similitudes entre las persecuciones políticas a líderes populares en Argentina (Especialmente contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus ex funcionarios, paro también con una porción de dirigentes políticos de la oposición al gobierno de Mauricio Macri) y en Brasil tras conocerse la investigación de The Intercept Brasil, que revela el entramado político-mediático y judicial que llevaron a la cárcel al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

The Intercept, dirigido por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el ex analista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), tuvo acceso a las conversaciones mantenidas durante años entre fiscales y jueces en el país sudamericano.

Según The Intercept, las conversaciones privadas muestran que el juez y actual ministro de Justicia, Sergio Moro sugirió al fiscal Deltan Dallagnoi cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, algo prohibido por ley.

El medio publica fragmentos de diálogos entre Dallagnol y Moro, quien en 2017 condenó a Lula en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por recibir un departamento en una playa de Sao Paulo a cambio de favores políticos a la constructora OAS.

Según The Intercept el “archivo masivo” entregado a ese medio contiene “múltiples ejemplos de abuso politizado de los poderes de la fiscalía por parte de quienes lideraron la exhaustiva investigación de corrupción de la Operación Lava Jato desde 2014”.

El portal asegura que las conversaciones revelan asimismo “una agenda política e ideológica largamente negada”, según informaron la agencia de noticias EFE y el diario paulista Folha.

Fuente: Cadena 3 – Radio El Destape