Toman un colegio por rechazo al operativo Aprender 2016

0
25

Más de 200 alumnos de una escuela en Banfield han denunciado que estos exámenes se van a autilizar para justificar un futuro ajusta a la Educación.

Este martes se implementará el “Operativo Aprender 2016”, una evaluación masiva que el Ministerio de Educación de la Nación aplicará en todas las escuelas del país. Tal como consignó Tiempo en el diario del último domingo, antes de implementarse la medida ya generó rechazo de parte de los gremios docentes y grupos de padres, quienes consideran que las pruebas no tienen en cuenta las particularidades de cada chico, ni los procesos de aprendizaje diversos, además de sólo evaluar rendimiento y de buscar, como denuncian algunos gremios, establecer índices para elaborar un ranking de colegios. En ese marco, 150 alumnos de una escuela secundaria de Banfield decidieron el viernes pasado tomar el colegio en rechazo a la medida que este martes evaluará a 1.400.000 estudiantes del último año de la secundaria y de 6° grado de la primaria de escuelas públicas y privadas.

Según el Ministerio de Educación de la Nación, las pruebas se tomarán a 1,4 millón de alumnos en más de 30.000 escuelas de todo el país, para lo cual colaborarán 31.365 directivos como veedores y unos 71.606 docentes “aplicadores”.

Amelia García, secretaria general de Suteba La Plata, denunció que “este operativo nacional pretende descargar la responsabilidad de la situación educativa en la comunidad escolar. La intención de establecer un ránking de escuelas y salario por mérito atado a la productividad significa un ataque a la escuela pública y gratuita”.

A través de un comunicado, la seccional La Matanza del Suteba (encabezada por la oposición al titular provincial del gremio, Roberto Baradel) indicó que el plan oficialista “solo persigue atacar a la educación pública y a la estabilidad laboral docente, promoviendo las escuelas por ranking y el salario por merito”.

Además, entre las críticas aparecen que el examen no refleja los “contextos” de los chicos, se concibe a la evaluación como un “mecanismo punitivo” y se organizó de manera “inconsulta” en los establecimientos del interior.

Por otro lado, se denuncia que se “reduce” la participación de los docentes a meros “aplicadores”, a quienes les ofrecen 1.000 pesos a cada maestro que “aplique” cuando el Gobierno Nacional se niega a reabrir paritarias.

Marta Balmaceda, profesora de Sociología de la Escuela Normal Antonio Mentruyt, de Banfield, indicó por radio 10 que “al igual que los estudiantes, nos manifestamos en oposición al operativo Aprender porque no toma al aprendizaje desde la concepción del sujeto pedagógico, sino que lo toma desde una supuesta neutralidad”

“El examen se convierte en un examen único para regiones distintas y no contempla las capacidades individuales ni las diferencias entre personalidades ni conceptuales”, se quejó la docente al explicar la toma del mencionado establecimiento que realizan más de 150 alumnos para rechazar la evaluación que refuerza la “desigualdad”.