El BCRA perdió U$S 850 millones en un día y más de U$S 3.700 millones desde el último desembolso del FMI

0
213

Las reservas disminuyeron hoy U$S 850 millones, ubicándose en U$S 50.271 millones. La caida se explicar por el pago de vencimientos de deuda en dólares del Tesoro que no fue renovada con dólares.

La semana pasada vencían U$S 1.098 millones de Letes (Letras del Tesoro a un plazo máximo de 1 año) en dólares, de los cuales el Ministerio de Hacienda informó que volvieron a subcribirse U$S 833 millones a una tasa del 4,75% anual. Sin embargo, Hacienda no explica cuánto de las nuevas Letes en dólares se suscriben con pesos y cuánto en dólares.

La diferencia es clave. Si ante un vencimiento de Letes en dólares, el Gobierno logra colocar otras Letes a cambio de dólares frescos, consigue entonces “renovar” los vencimientos de la deuda sin tener usar dólares de la reservas. En cambio, si parte de la emisión de nuevas Letes se suscribe con pesos, no sólo tiene que usar reservas para pagar con dólares el vencimiento de las Letes viejas sino que además asume el compromiso de pagar más dólares -usar más reservas- a futuro.

Por lo visto, del vencimiento de Letes de la semana pasada una parte menor logró “renovarse” emitiendo nuevas Letes contra dólares, y el resto hubo que pagarlo con dólares de las reservas a los acreedores.
Desde que se cerró el nuevo acuerdo con el FMI, el Banco Central no vendió reservas para estabilizar el mercado cambiario. De hecho, es parte del acuerdo: el BCRA no debe intervenir dentro de la banda cambiaria que hoy opera entre 36,20 y 46,86 pesos.

Sin embargo, tras el último desembolso del FMI, a fines de octubre por U$S 5.700 millones, las reservas volvieron a caer más de 3.700 millones, el 65% del último desembolso: de alrededor de 54.000 millones a U$S 50.271 millones. Pero ahora la caída es por motivos distintos a la pérdida de U$S 30.000 millones de las reservas que acumularon entre las gestiones de Sturzenegger y Caputo tratando de frenar la devaluación.

Ahora la baja de las reservas se explica por el pago de deuda en dólares del Tesoro que no es renovada. En el acuerdo con el FMI, se supone que el próximo año el Gobierno necesitaría por lo menos una renovación del 60% de los vencimientos de la deuda en dólares en el mercado local, para no consumirse todo el préstamo del Fondo para cubrir vencimientos y encima dejar un nivel mínimo de reservas. Por eso es tan importante que ceda el riesgo país, es decir, que mejore la confianza de los inversores para volver a comprar bonos de la deuda argentina.

Entre diciembre y mayo próximos vencen más de U$S 9.100 millones de Letes en dólares (ver cuadro). Todo lo que no se logre refinanciar contra dólares frescos, habrá que pagarlo con dólares de las reservas del Banco Central. Si no se logra recomponer la confianza se profundizaría un circulo vicioso: como no hay confianza, no se renueva gran parte de la deuda, y a su vez la caida de las reservas para pagar deuda en dólares enciende más alarmas entre los inversores financieros.

A fines de diciembre debería llegar el segundo desembolso del nuevo acuerdo con el FMI por U$S 7.700 millones. Pero para salir el serrucho de las reservas es necesario recobrar la confianza. De modo tal que bajara el riesgo país y el dólar cayera al piso de la banda de intervención, lo que permitiría al BCRA volver a comprar divisas en el mercado, emitir pesos, recomponer las reservas y acelerar la baja de la tasa de interés. Para que eso ocurriera no solo debería caer la demanda de dólares –algo que la devaluación, las altas tasas y la recesión están forzando, por la mejora del saldo comercial, la caída del turismo emisivo y la baja del atesoramiento. También debería potenciarse la oferta de dólares, ya sea por un salto exportador y/o el ingreso de dólares frescos de la mano de la baja del riesgo país.

Fuente: planm.com.ar