La estrategia de campaña de Vidal: decir lo que pasa sin hacerse cargo

¿”Autocrítica”?, no, es campaña

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, comenzó con su estrategia de campaña  haciendo “autocritica” -así lo denominaron algunos medios de comunicación-. Pareciera que quiere dejar en claro que ahora “reconoce” la situación crítica en la que viven todos los argentinos.

Fue durante un discurso -que hacía referencia a la campaña electoral 2019- que brindó en un encuentro de Cambiemos en Parque Norte, donde Vidal “reconoció” que “muchos argentinos no llegan a fin de mes”, -lo dijo como si hubiera descubierto la pólvora- si bien es la pura realidad de la mayoría del pueblo argentino, Vidal pareciera no hacerse cargo de que eso es consecuencia de las políticas de ajuste y endeudamiento, en definitiva, son las decisiones tomadas en su propia gestión de gobierno en la provincia.

Su responsabilidad como gobernadora no es solamente “reconocer” la problemática, sino también resolverla.

La mandataria aseguró que para tener éxito en la campaña electoral hay que tener “humildad”: “Si no escuchamos lo que nos falta hacer, no vamos a ser escuchados sobre lo que hicimos”.

¿Qué hizo María Eugenia Vidal en Buenos Aires?

  • En 3 años, Vidal duplicó la deuda pública de la Provincia. Un estudio realizado por la Consultora Analogías precisa que “en 2015 el endeudamiento público representaba el 6% del Producto Bruto Geográfico (PBG) y estaba nominado en un 58% en moneda extranjera (5.419 millones de dólares) y un 42% en pesos (equivalentes a 3.943 millones de dólares), totalizando unos 9.362 millones de dólares”.En 2017 ese total de deuda provincial alcanzó los 13.649 millones de dólares, pasando al 7% del PBG, aunque su composición varió signi­cativamente: la deuda en moneda extranjera se elevó al 75%, mientras que la contraída en pesos representó un cuarto del total.

    Para 2018, hacia el primer trimestre (último dato publicado), “la deuda provincial era de 10.523 millones de dólares colocados en moneda extranjera y de 206.593 millones de pesos. Si se traducen esos valores al tipo de cambio de octubre, se observa que el total del endeudamiento público alcanza actualmente el 11,4% del PBG (63% mayor al de 2015), con una composición cada vez más dolarizada (86% en moneda extranjera)”.

  • El 28 de diciembre pasado, el gobierno de María Eugenia Vidal se aseguró el cierre financiero de 2018 con 28.400 millones de pesos que tomó prestados del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de ANSES, una medida que fue duramente criticada por la oposición.
  • A diez días de inicio del año 2019, el gobierno bonaerense ya salió a emitir deuda. El Ministerio de Economía, que conduce Hernán Lacunza, llamó a licitación para colocar letras del Tesoro, en cuatro tramos, por 4316 millones de pesos.
  • En 2018, Vidal ordenó cerrar 39 escuelas rurales.
  • Vidal había prometido -en plena campaña 2015- mejorar el sistema público de salud de la provincia, sin embargo, la realidad terminó demostrando todo lo opuesto: se cerraron maternidades, neonatologías, pediatrías y terapias intensivas por falta de personal médico a causa de los bajos salarios y se reafirmó la decisión de dejar abandonados los hospitales nuevos construidos en el anterior gobierno.

-Mayo de 2016: cierre de Pediatría en el Hospital Cordero de San Fernando.

-Febrero de 2017: Vidal cierra neonatología en el Hospital Guernica.

-Noviembre de 2017: Vidal cierra neonatología del Hospital Provincial de Pacheco.

-Noviembre de 2017: Renuncian médicos clínicos en el Hospital Penna de Bahía Blanca y suman 20 en el año.

-Enero de 2018: Cierre de la Maternidad del Hospital Erill de Escobar,

-Enero de 2018: Vidal echa a 122 trabajadores del Hospital Posadas, incluida la única técnica inmunohistoquímica que determina los tratamientos que deben seguir los pacientes con cáncer.

-Febrero de 2018: Vaciamiento del Hospital Centrángolo, ubicado en Florida, partido de Vicente López.

  • En 2018, Vidal ordenó la baja todos los contratos de planta temporaria y crece la tensión. Fueron cerca de 10.000 puestos de trabajo perdidos.
  • En 2016 por medio del decreto 230/16, Vidal autorizaba los despidos masivos en la Provincia. La excusa fue “delegar y descentralizar” el poder. Lo cierto es que la gobernadora bonaerense firmó un polémico decreto que otorga diversas facultades a los miembros de su gabinete. Entre otras, podrán “disponer los ceses de personal excluido de planta permanente sin estabilidad y los supuestos de pasividad anticipada”.

La lista sobre la gestión de la gobernadora podría seguir, lamentablemente, pero creemos -y confiamos- que es suficiente todo lo expuesto para que, por lo menos, pensemos en cuál es el sentimiento que emerge en nosotros cada vez que escuchamos que lo que dice María Eugenia Vidal, -o cualquier funcionario de Cambiemos- en ese tono pasivo y amigable, tan marketinero, a lo “duranbarbesco” es quizá lo que queremos escuchar, pero no condice con sus acciones/inacciones en el plano de lo concreto.

Ese sentimiento definirá nuestro voto en las próximas elecciones, en realidad definirá sustancialmente el futuro de nuestra patria.

 

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *