Ramos Padilla: “Estamos frente a una organización ilegal, de inteligencia paraestatal con vinculaciones de todo tipo”

El juez federal de Dolores, Alejandro Ramos Padilla, se presentó ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de la Nación para brindar una audiencia de la investigación a su cargo, sobre la causa D’Alessio, por extorsión y espionaje paraestatal. La exposición duró aproximadamente cuatro horas, contando el espacio abierto a las preguntas de los legisladores presentes. Los diputados de Cambiemos que integran la Comisión, a través de una carta elevada a Leopoldo Moreau, justificaron su ausencia con el argumento de que se trataba de “una puesta en escena y un espectáculo de ámbito político”.

Lejos de hablar sobre supuestos o extraer conclusiones, el juez del caso relató los acontecimientos ocurridos y expuso las pruebas basándose en la documentación presentada ante la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), quién emitió un informe preliminar a cargo de Adolfo Pérez Esquivel, dónde afirma que “existen pruebas suficientes para considerar que se desplegaron tareas de inteligencia, que indican que de manera planificada se recopiló, se procesó, se analizó y se sistematizó información con fines tácticos o estratégicos”. El 22 de febrero, Ramos Padilla había elevado al organismo, que custodia desde hace 18 años los archivos de la ex Dirección de inteligencia de la Policía Bonaerense (DIPBA), la información secuestrada en la casa del procesado Marcelo Sebastián D’Alessio.

El Magistrado comenzó su exposición poniendo el acento en la gravedad de los hechos denunciados: “Lo cierto es que el caso que puede involucrar a fiscales, periodistas y a un juez es ínfimo. Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con EEUU, Venezuela, Irán y la República Oriental del Uruguay, porque esta organización tuvo incidencias en distintos ámbitos de incumbencia de estos países”.

A continuación, reproducimos algunos de los pasajes más destacados de la extensa explicación brindada por el juez de Dolores:

“Fue mi intención en todo momento darle institucionalidad a la causa y preservar a las víctimas, reclamándole intervención en primera instancia al Procurador General de la Nación cuando la causa estaba en secreto de sumario. Le pedí por favor, que necesitaba avanzar en el camino hacia la averiguación de la verdad, en saber si este agente había participado en otras maniobras de espionaje judicial, por ejemplo, siempre siendo respetuoso de las investigaciones que llevan adelante mis colegas y magistrados y, lamentablemente, no tuve las respuestas esperadas”. En cambio, lo que sí ocurrió fue que el juez Ercolini me pidió que me inhiba y le dé la causa urgente, porque él tenía el mismo objeto procesal que estaba investigando yo en Dolores, a lo que me pregunto: ¿cómo podía él saber el objeto procesal de una causa en secreto de sumario?”.

“El día del allanamiento a partir de que se hizo pública la resolución, porque tuve que levantar el secreto de sumario, el objeto de la investigación era claro: estábamos analizando la actividad de agentes o ex agentes de inteligencia, orgánicos e inorgánicos, pertenecientes o con vínculos con agencias nacionales e internacionales, que estaban llevando adelante operaciones de espionaje ilícito vinculado con la actividad de los poderes judiciales, los ministerios públicos nacionales y policiales, las fuerzas de seguridad nacionales y policiales, los poderes políticos y los medios de prensa de prensa”.

“…Vamos a verificar que hay, por parte de D´Alessio, una planificación de cómo ir primero a un medio de prensa y luego a la justica con alguien “ablandado” o “puesto en pánico”, en término de ellos. Hemos comprobado que el modus operandi de esta organización era la recopilación, con acciones de inteligencia paralela a causas judiciales, de información y datos sensibles para después usarla de manera coercitiva e intimidatoria en esas causas”.

“Cuando se cae en el espionaje interno ideológico, político y judicial se afecta gravísimamente el Estado de derecho”.

La documentación hallada en la casa de Marcelo D´Alesssio es una síntesis de investigaciones actuales que menciona las actividades que llevaba adelante esta organización, como una suerte de presentación bajo los siguientes títulos:

1. Terrorismo
2. Narcotráfico Rosario
3. Mafia de la Aduana
4. De vido / Barata/ Moyano y D´elia
5. Otros temas

Para el título número uno, figura la detección de una delegación comercial iraní clandestina, en Montevideo. Luego explica las acciones a realizar, y adjunta los archivos con toda la documentación respaldatoria (filmaciones a iraníes y colombianos en Argentina, los mails entre las partes, audios del representante comercial iraní), en una carpeta denominada Oriente Irán. “Toda la información de los archivos secuestrados se constituye como prueba de la realización de operaciones de inteligencia por parte de la organización paraestatal, dado que sus agentes no son reconocidos como parte del Estado argentino”.

“…En la propuesta realizada por el imputado al usuario telefónico identificado como Carlos Stornelli, el identificado como Marcelo D´Alessio (MD) dice: te interesa un caso de terrorismo. Me interesa, contesta el usuario. MD: A la vuelta te lo doy a vos y lo coordinamos con Santoro. Es por la embajada paralela de Irán en Montevideo. Si Macri o María Eugenia llegan a comprar el cemento o Diésel que ofrecen con cobertura de empresas rusas nos quitan el acuerdo con el fondo monetario, te vas a ganar más que un premio, mucho más”.

“…De la conversación que consideramos como la prueba no contaminada, que se secuestra de los teléfonos celulares, surge la siguiente conversación:
…MD: abrazo grandote, logré que se quiebre el ex director de PDVSA, el domingo sale en Clarín y el lunes lo entrego a Stornelli. Va a ser un espaldarazo para Macri y haré que así sea, quería que fueses el primero que lo sepas”.

Mirá la exposición completa:

Tras las graves acusaciones del caso que involucran a jueces, fiscales, políticos del oficialismo, servicios de inteligencia, empresarios y periodistas, el magistrado de Dolores se ocupó de denunciar también todos los obstáculos y la falta de ayuda del Poder Judicial Nacional para proveerle los recursos necesarios que permitan avanzar rápidamente con la investigación, al igual que la falta de protección y resguardo de su seguridad e integridad personal ante la magnitud de los hechos investigados.

 

Deja un comentario