San Telmo: El ajuste solo cierra a palazos

18 detenidos, 8 personas asistidas por el SAME y decenas de transeúntes golpeados salvajemente, fue el saldo que dejó la brutal represión que sufrieron los artesanos de la calle Defensa, entre Chile y Carlos Calvo, en el barrio de San Telmo. El hecho ocurrió el domingo pasado, cuando el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ordenó desalojarlos en el marco de un conflicto que lleva más de 2 meses.

El operativo comenzó alrededor del mediodía, cuando los feriantes se manifestaban pacíficamente en contra de la medida que les prohíbe vender sus artesanías, en el lugar en el que vienen desarrollando esta actividad hace más de diez años. Los artesanos reclaman que la medida es arbitraria, abusiva y deja a más de un centenar de familias sin trabajo.

En un intimidante operativo, las fuerzas policiales del Gobierno de la Ciudad, armados con escudos, bastones y gases lacrimógenos llegaron al lugar, formaron un infranqueable cordón y avanzaron con la firme intención de reprimir sin miramientos. Así fue como comenzaron a pegar y empujar a todo aquel que se interpusiera a su paso. La violencia con la que golpearon y detuvieron a feriantes fue registrada por la gente del lugar y los turistas que, inmediatamente, comenzaron a transmitir en vivo por las redes sociales y fueron agredidos también por las fuerzas de choque.

“Es una cacería: se llevan a trabajadores que tienen fichados. No nos dejan filmar. Nos empujaron cuando nos vieron con los celulares. El despliegue policial es impresionante”, así relataba los acontecimientos, la periodista Florencia Alcaraz, al mismo tiempo que transmitía desde su cuenta de twitter:

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, dijo refiriéndose a los acontecimientos: ” dejen que las fuerzas de seguridad trabajen”, “hay que inculcar el respeto al espacio público”. La liviandad de las declaraciones del funcionario frente a la gravedad de la imagen del encargado del operativo, Cristian Benítez, pegándole y arrastrando a Julieta Vázquez para llevarla detenida, dejan en evidencia una sola cosa: el ajuste solo cierra con represión.

Foto de Sergio Goya

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.