Los Gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador retiran a sus embajadores de Brasil

 

Tras la destitución de Dilma Rousseff varios mandatarios latinoamericanos mostraron su alarma y descontento. Desde el Gobierno argentino señalaron que se “respeta el proceso institucional”.

Rafael Correa fue el primero en hacer público su rechazo a la decisión del Senado de Brasil de quitarle de manera definitiva el mandato a Rousseff y utilizó su cuenta de Twitter para subrayar que lo ocurrido fue “una apología del abuso y la traición”.

Además de solidarizarse con Rousseff y Lula Da Silva, el Presidente anunció que retirará al embajador ecuatoriano de Brasil. Por su parte, Evo Morales ya había anunciado, el último martes, que en caso de proceder a la destitución de la mandatario su Gobierno también retiraría a su embajador en ese país.

Mientras que desde la Cancillería venezolana se informó que se “ha decidido retirar definitivamente a su Embajador en la República Federativa de Brasil, y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno surgido de este golpe parlamentario”

 

Fuente: Diarioregistrado.com