Capital Federal: En tres años se duplicó la indigencia, la cifra alcanzó a 200 mil personas

Una fórmula que no puede fallar: bajar los salarios + tarifazos + aumentar los alimentos= +pobreza + indigencia

En la Capital Federal, ciudad que gobierna Horacio Rodríguez Larreta por el frente Cambiemos, la cantidad de indigentes se duplicó en los últimos tres años, mientras que uno de cada cinco porteños es pobre. De acuerdo a los últimos datos oficiales, se estima que hay unas 200.000 personas bajo la línea de indigencia, mientras que el 20,9% de los habitantes de la ciudad más rica del país no llegan a cubrir el costo de la canasta básica.

Los datos son concretos, pero también se pueden sentir

Los datos del organismo estadístico porteño, recientemente actualizados, reflejan un incremento de la cantidad de habitantes de la Ciudad que no pueden afrontar el costo de la canasta alimentaria y la canasta total, que marcan el límite a partir del cual una persona es considerada pobre o indigente.

Hoy, miles de familias en la Argentina no sólo que ya no pueden irse de vacaciones o salir a cenar un fin de semana fuera de casa, ya hay familias que no llegan a fin de mes, lo que significa que no pueden comprar alimentos los últimos diez días del mes. Y si hablamos de las otras miles de familias que viven en plena incertidumbre por la falta de trabajo donde padres y madres subsisten el día a día changuando o pidiendo en las calles. La AUH  alcanza para cubrir apenas cuatro días de alimentos para una familia tipo. Cuando leemos esto, pensamos en cómo se sentirán esas familias cuando Mauricio Macri les dice que “hay que poner el hombro” y aunque nos imaginamos la respuesta, solo ellas sabrán qué sienten.

Te propongo que juntos pensemos y usemos la siguiente lógica:

Si utilizamos la lógica podemos llegar a la conclusión de que si una familia no logra cubrir el costo de la canasta básica familiar y expandimos esto a miles de familias que están en la misma situación de vulnerabilidad social, la pobreza y la indigencia ha crecido en el gobierno de Mauricio Macri y por la proyección que podemos realizar a partir de estos datos, sumados a que la política pública nacional no pretende cambiar de rumbo, tanto la pobreza como la indigencia serán expansivos a lo largo y ancho de todo el territorio argentino.

Antes de Macri y después de Macri

Hacia el tercer trimestre del año pasado, la pobreza ya había ascendido a 20,9%, lo que representa un aumento respecto al trimestre julio-septiembre del año anterior, cuando el índice había sido de 19,6%. En total hay 639.000 pobres en la Ciudad de Buenos Aires. Respecto a 2015, antes de la asunción de Mauricio Macri al frente del Poder Ejecutivo, el porcentaje de pobreza era de 13,5%, por lo que aumentó más de siete puntos porcentuales en tres años.

Fuente: https://infogram.com/pobreza-e-indigencia-caba-2018-1h7j4dyvxlwv4nr

La información oficial también marca un fuerte aumento de la cantidad de indigentes. Hasta septiembre de 2018 había casi 200.000 personas bajo la línea de la indigencia, casi 50.000 más que un año antes. De esa forma, la indigencia alcanza al 6,5% de la población porteña. La comparación con el mismo trimestre de 2015 muestra una llamativa escalada de la indigencia de casi 100%. Hace tres años el 3,2% de los habitantes de la Ciudad (100.000 personas) no llegaban a cubrir la canasta alimentaria.

La utopía es creer que este gobierno oligarca va a cambiar de rumbo

La alianza Cambiemos lleva tres años aplicando las mismas políticas de ajuste sobre los sectores más vulnerables de la sociedad, ¿se puede esperar un cambio de rumbo? Desde las promesas de “pobreza cero” al “no vas a perder nada de lo que tenés” y el single de campaña “los trabajadores no pagarán impuesto a las ganancias”, esos sectores no vieron un sólo beneficio, no sintieron más que el saqueo y el abandono por parte del Estado. Los únicos beneficiados son un puñado de hombres millonarios que se llevan el dinero que ganan con las especulaciones financieras y el propio gobierno del “mejor equipo de los últimos cincuenta años”.

Fuente: Dirección General de Estadísticas y Censos