Cannabis medicinal en la Ciudad: el proyecto tiene dictamen y podría ser ley

La iniciativa regula su acceso, promueve la investigación y avanza en el cultivo personal pero quedaron afuera algunos artículos que estaban incluidos en el texto original.

Las comisiones de Salud y Presupuesto de la Legislatura porteña aprobaron por unanimidad el dictamen para regular el cannabis con fines medicinales, terapéuticos y paliativos dentro de la Ciudad de Buenos Aires

La iniciativa se debatirá el próximo jueves en el recinto y se convertirá en ley. Durante estas semanas hubo muchos debates y negociaciones para arribar a un texto que no se contradiga con la ley nacional vigente pero que busque dar un paso en la ampliación de derechos. Esas negociaciones se plasmaron en la letra final del documento que llegará al recinto.

“Falta poco, el acuerdo es robusto, todos los bloques de la Legislatura somos parte, estamos ampliando derechos, estamos protegiendo el derecho a la salud. Dentro de pocos días el cannabis medicinal en la Ciudad será ley las familias estarán más y mejor protegidas”, dijo Leandro Halperín, legislador de Evolución y autor de la iniciativa, en su cuenta de Twitter luego del plenario de comisiones.

El texto no es idéntico al original, hubo negociaciones en el camino y algunas concesiones para que la norma se ajuste a lo dispuesto actualmente a nivel nacional. 

En 2017 se reglamentó la ley de cannabis medicinal en todo el país pero fue muy restrictiva: no avanza en el cultivo, las personas siguen siendo perseguidas por tener plantas en sus casas, y sólo se limitó su uso a la epilepsia refractaria pese a que los estudios científicos demostraron grandes beneficios para aliviar un número mayor de enfermedades.

Quedaron fuera los cultivadores solidarios y la sola necesidad de receta médica válida para poder cultivar, necesitando el permiso que disponga la autoridad de aplicación. Más allá de eso, avanza en la investigación y capacitación sobre la planta al tiempo que declara de interés sanitario a las acciones tendientes a proteger, promover y mejorar la salud pública de la población mediante esta sustancia y sus derivados.

El Ministerio de Salud de la Nación avanza con una nueva reglamentación de la ley vigente en todo el país para hacerla menos restrictiva, lo que permitiría ampliar alcances en los distintos distritos. En paralelo, la diputada del Frente de Todos, Carolina Gaillard, presentó un proyecto en el Congreso de la Nación para convertir al cannabis medicinal en una política de Estado.

Las claves del proyecto

– Busca establecer un marco regulatorio para el acceso informado y seguro de Cannabis medicinal y sus derivados como recurso terapéutico, la investigación y el uso científico, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud.

– Lo declara de interés sanitario.

– El Ministerio de Salud porteño deberá promover investigaciones clínicas relacionadas con el uso del Cannabis con fines terapéuticos para profundizar conocimientos y crear nuevos saberes sobre su uso. Se impulsará la participación de asociaciones civiles que estén relacionadas a la temática, de los entes estatales tales como hospitales públicos, universidades, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), para que establezcan pautas y protocolos precisos de investigación. Asimismo, promoverá la investigación y capacitación de la siembra y el cultivo de Cannabis y sus derivados, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.

– El Ministerio de Salud será la autoridad de aplicación.

– Cultivo personal: todo paciente o representante legal, tutor/a o curador/a de paciente que se encuentre comprendido en las previsiones de la ley nacional, se encuentran habilitados a fin de sembrar, cultivar o guardar Cannabis y sus derivados, en las cantidades y formas que determine la legislación vigente, previa autorización de la autoridad de aplicación. Ésta deberá establecer mecanismos de aprobación tanto en la normativa sobre el cultivo como en el aceite producido. A tal fin se solicitará al INTA y al ANMAT las colaboraciones técnicas correspondientes.

– Crea el Consejo Asesor de Políticas relacionadas al Cannabis conformado por representantes de asociaciones civiles especializadas en la investigación y uso terapéutico del Cannabis, representantes de los usuarios de medicamentos a base de Cannabis medicinal, profesionales e investigadores de Universidades. Sus cargos serán ad honorem. 

– El Ministerio de Salud deberá gestionar y tramitar ante Nación todas las autorizaciones y convenios necesarios para garantizar la provisión de cannabis y otros derivados que se autoricen a futuro para uso medicinal de conformidad con las exigencias de la ANMAT. También deberá gestionar todo lo referido a proteger y mejorar la salud y calidad de vida de la población mediante la investigación con convenios de colaboración científico-tecnológica con universidades, CONICET, INTA, entre otros organismos y entidades de la Ciudad, nacionales y/o extranjeras que la autoridad de aplicación determine.

– La reglamentación deberá hacerse dentro de los 60 días contados a partir de la promulgación de la ley, que sería la semana que viene.

FUENTE

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *