Macri de vacaciones en Chapadmalal mientras cuatro provincias siguen bajo el agua

Luego de las largas vacaciones en el sur, y antes de retomar su agenda oficial, Macri  pasa el fin de semana descansando en Chapadmalal.

Lo cierto es que la situación climática, económica y social que atraviesa el país no es de las mejores. Como es de público conocimiento, gran parte del noreste y el litoral se encuentra bajo agua, y parte del sur de la Argentina atraviesa brotes de Hantavirus que aún no fueron resueltos por parte de la secretaría de salud (ex Ministerio, eliminado por decisión de Mauricio Macri)

Ayer, viernes 25 de Enero, el Gobierno Nacional declaró la emergencia agropecuaria para las cuatro provincias más afectadas por las inundaciones en regiones del litoral y norte argentino, informó la Secretaría de Agroindustria.

Luego de varias semanas de inundación y con casi nula ayuda de parte del Gobierno Nacional, Luis Miguel Etchevehere firmó las resoluciones que homologan las declaraciones de emergencia agropecuaria por parte de Santa Fe, Corrientes, Chaco y Santiago del Estero, tras la recomendación de la Comisión Nacional de Emergencia y Desastres Agropecuarios (Cneyda) que se reunió ayer.

La ley de emergencias contempla la implementación de una prórroga del vencimiento del pago de los impuestos a las Ganancias, a la Ganancia Mínima Presunta y a los Bienes Personales, mientras dure el período de emergencia.
Además, activa el plan de emergencia estipulado en el programa permanente para deuda exigible con un plazo de hasta 48 cuotas, mientras que suspende durante el plazo de la emergencia, que en este caso es de un año, la iniciación de los juicios de ejecución fiscal para el cobro de los impuestos adeudados por los contribuyentes incluidos en el decreto.
El presidente elige volver a tomarse unas mini vacaciones en un escenario no tan normal para el país: la cantidad de casos de hantavirus alarma a gran parte de la población y a eso hay que sumarle las constantes inundaciones que se dieron a lo largo y ancho de la Argentina. Hay que tener en cuneta que al cierre del año 2018, el presidente Macri había sumado 120 días de vacaciones y un equivalente a 40 días por año desde que asumió.